NOTICIAS | Penal

30/04/2020

El cura Grassi pidió la prisión domiciliaria por temor al coronavirus

El cura Julio Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, presentó el pedido de prisión domiciliaria en medio de la pandemia de coronavirus. Alegó problemas respiratorios pero la querella aseguró que no pertenece a la población de riesgo.

El cura Julio Grassi, que fue condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, presentó un pedido de morigeración de su confinamiento tras el fallo de la Cámara de Casación Penal bonaerense, que habilitó las prisiones domiciliarias en medio de la pandemia del coronavirus covid-19.    

El pedido fue formulado al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 1 de Morón y en la misma, el religioso alega un problema respiratorio y temor a contagiarse del covid-19, según lo informado por el abogado Juan Pablo Gallego, quien fuera querellante en la causa.

En el pedido también se indica que un oficial penitenciario del penal de Campana donde está preso Grassi contrajo el coronavirus. El abogado, en declaraciones al canal TN, aseguró que fue sorprendido por el pedido ya que entiende que "Grassi no integra ningún grupo de riesgo".    

El TOC1 de Morón condena a Grassi por abuso sexual en el caso del menor conocido como "Gabriel" y lo sobreseyó en otros dos casos, pero el cura no fue preso al momento del fallo sino recién en 2013, cuando la Corte confirmó la sentencia.    

El Tribunal dictaminó que el cura había abusado del menor conocido como "Gabriel" y lo sobreseyó en otros dos casos, pero condenado no fue preso al momento del fallo sino recién en 2013, cuando la Corte confirmó su condena y cuando perdió el beneficio de la libertad vigilada en el momento en el que confirmó el fallo la Corte Suprema.    Para el Tribunal, Grassi fue responsable del abuso de "Gabriel", hechos que habrían tenido lugar en la "Casa San Juan Bosco" de la Fundación, en Hurlingham, y los mismos promovieron una "desviación en la sexualidad aún en formación del menor".    

En cambio, Grassi fue sobreseído en los casos de abuso y corrupción de menores sobre "Ezequiel" y "Luis", algo que también quedó firme tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia. Los hechos por los cuales Grassi fue llevado a juicio trascendieron a la opinión pública a raíz de un informe del programa Telenoche Investiga, y el primer caso fue el de "Gabriel", tras los cuales se sumaron otras más que llegaron a un total de 17.    

Además, Grassi fue condenado en noviembre del 2016 a dos años de prisión por malversación de caudales a raíz que pagaba con los fondos que manejaba la Fundación Felices los Niños, una vivienda que el cura habitaba en la zona.

Noticias relacionadas
Devoto: cuarto intermedio, en la negociación del Ministerio de Justicia con los presos

Devoto: cuarto intermedio, en la negociación del Ministerio de Justicia con los presos

Después de tres horas de negociación encabezada por Emiliano Blanco, el jefe del Servicio Penitenciario Federal, los referentes de pabellones de la cárcel de Villa Devoto y las autoridades acordaron extender la tregua tras el violento motín del viernes con nuevas medidas. Cuarto intermedio, hasta el miércoles que viene. El secretario de Justicia Juan Martín Mena estuvo ausente

Gallo Tagle: "El 90% de las excarcelaciones que se pidieron fueron rechazadas"

Gallo Tagle: "El 90% de las excarcelaciones que se pidieron fueron rechazadas"

"Como está planteado en los medios, parece que hubieran abierto las puertas de las cárceles. La potestad de liberar es del juez", sintetizó el presidente de la Asociación de MagistradosMarcelo Gallo Tagle. Así, se sumó a la polémica que reúne a un amplio abanico de voces judiciales y políticas, como Sergio Berni, Eugenio Zaffaroni, Alberto Lugones y el juez Víctor Violini.

Uno de los secuestradores de Axel Blumberg pidió ser liberado a raíz de la pandemia

Uno de los secuestradores de Axel Blumberg pidió ser liberado a raíz de la pandemia

Uno de los condenados por el secuestro y homicidio de Axel Blumberg pidió su libertad condicional ante la Justicia. No solo porque entiende que ya cumplió las dos terceras partes de su condena y porque no quiere contagiarse coronavirus en prisión, sino también porque el Estado argentino acaba de iniciar un camino de ?solución amistosa? a una demanda que él motorizó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).